¿Qué comer en invierno?

28 May 2015
En invierno necesitamos vitaminas y antioxidantes para fortalecer nuestro organismo y evitar enfermedades, pero también queremos comer rico. ¿Sabes qué alimentos cumplen ambas funciones? Te dejamos 10 infaltables en tu dieta de invierno:

  1. Naranjas: Un vaso de zumo de naranja cubre las necesidades diarias de vitaminaC y es la fruta habitual con mayor contenido en ácido fólico, dos vitaminas claves para mantener las defensas.
  2. Acelgas: No tienen la fama de las espinacas pero aportan cantidades similares de magnesio, potasio, calcio, vitamina C, ácido fólico... ¡y hasta hierro! Una buena idea es alternar espinacas y acelgas en tu dieta.
  3. Limón: Es la fruta que proporciona más mg de vitamina C por caloría. También tiene propiedades antisépticas y bactericidas que ayudan a prevenir y combatir las infecciones. Un truco: usa su zumo para aderezar tus ensaladas.
  4. Puerro: Destaca por su contenido en vitamina C, B6, ácido fólico (una ración de 200 g de puerros cocidos te aportan el 70% de lo que necesitas a diario), potasio, calcio y hierro. Es además una buena fuente de fibra y una ayuda para despejar las vías respiratorias (aunque no tanto como el ajo y la cebolla).
  5. Espinacas: Pocas verduras te dan más: vitamina A, C, B6, B2, ácido fólico y entre los minerales magnesio, potasio, cinc y, por supuesto, hierro. Sin duda, una de las mejores fuentes de vitaminas antioxidantes.
  6. Col: En crudo tiene más vitamina C que la naranja. Buena fuente también de ácido fólico, potasio, hierro, fibra y, sobre todo, de vitamina K, de función antihemorrágica.
  7. Escarola: De las pocas hortalizas de hoja que se puede comer crudas en invierno. Es una joya invernal: vitamina A (carotenos), B2, vitamina C, potasio, hierro, calcio y fibra. Incluso su amargor es saludable ya que se debe a sustancias beneficiosas para tu digestión.
  8. Coles de Bruselas: Tiene aún más vitamina K que la col y hasta cocida es una gran fuente de vitamina C y ácido fólico, sin dejar de valorar su contenido de potasio,magnesio y vitamina A.
  9. Avellanas y nueces: La mayor parte de su calorías vienen de grasas saludables,destacando las grasas insaturadas (que te ayudan contra el colesterol) y un gran contenido de ácidos grasos esenciales omega-6 y 3.
  10. Agua: Nos acordamos más de ella en verano porque el calor favorece la deshidratación, pero beber agua en invierno es importante para fluidificar la mucosidad y eliminar toxinas, además de compensar la pérdida de agua si tienes fiebre. Lo ideal es tomar entre dos y dos litros y medio de agua al dia.

 

¡Ya no hay excusas para no comer bien!

 

Fuente: http://bit.ly/1Bri1Yz