Consumir tomates ayuda a prevenir el cáncer de próstata

1 July 2015

Comer semanalmente esta fruta reduce en un 18% el riesgo de desarrollar esta enfermedad según un estudio de las universidades Bristol, Cambridge y Oxford.

Los tomates además de ser uno de los alimentos más presentes en nuestra mesa, también son una de las hortalizas más alabadas en la dieta mediterránea. A sus características nutritivas y versátiles, se suman sus propiedades beneficiosas para la salud.

Ciertos estudios, por ejemplo, han determinado que el sofrito de tomate protege el corazón y que consumirlo triturado ayuda a reducir los niveles de colesterol. Ahora el último descubrimiento indica que también es una eficaz herramienta paraprevenir el cáncer de próstata.

Un investigación de las universidades británicas Bristol, Cambridge y Oxforddeterminó que comer un promedio de diez porciones de tomate a la semana, en cualquier tipo de preparación, reduce en un 18% las probabilidades de desarrollar la forma más común de cáncer entre los hombres.

El estudio, que fue publicado revista médica Cancer Epidemology, Biomarkers and Prevention, siguió la dieta y el estilo de vida de 1.806 hombres, entre 50 y 69 años, con cáncer de próstata y lo compararon con 12.005 que no tenían esta enfermedad.

Los investigadores se basaron principalmente en el análisis de tres elementos:selenio, calcio y alimentos ricos en licopeno, un antioxidante que lucha contra las toxinas que causan daño celular y en el ADN.

Así descubrieron que los hombres que mantenían una ingesta óptima de los tres componentes tenían un menor riesgo de desarrollar este tipo de tumor. Pero lostomates, debido a que presentan un alto contenido de licopeno, demostraron su efectividad a la hora de disminuir el riesgo de contraer este cáncer.

"Nuestros hallazgos sugieren que los tomates pueden jugar un papel importante en la prevención del cáncer de próstata. Aunque serán necesarios más estudios para confirmar estos resultados, los hombres deberían incluir en su dieta una amplia variedad de frutas y verduras", aseguró Vanesa Er, de la Escuela de Medicina Social y Comunitaria en la Universidad de Bristol, principal autora del estudio.

 

Fuente: www.24horas.cl