Cómo lograr aliños más nutritivos y saludables

9 September 2015

El aliño sin duda es un componente básico de muchos de nuestros platos, pues es en definitiva quien potencia el sabor y el aroma de las preparaciones. Además, con los aliños podemos sumar propiedades a nuestras recetas, por ello, hoy te contamos cómo lograr aliños más nutritivos y saludables.

El aliño a favor de la salud

Los aliños no sólo suman sabor a los platos sino que pueden ser fuente de textura y aroma, pero además, muchas veces suman calorías y nutrientes poco sanos a las recetas, por eso, lo que debemos intentar es usar el aliño a favor de la salud y por supuesto, de las propiedades sensoriales de nuestros platos.

Así, una premisa básica será evitar los aliños listos para usar, como los que podemos encontrar en cualquier supermercado, pues éstos siempre tienen más sodio y por lo general, contienen más grasas, azúcares y calorías que los que podemos elaborar en casa.

Así, emplear aliños caseros, elaborados con nuestras propias manos es lo primero a considerar para que su uso no obstaculice sino favorezca el logro de una dieta saludable.

Por otro lado, es de gran ayuda comenzar por una correcta elección de ingredientes, pues si éstos son nutritivos y sanos, sin duda obtendremos aliños con iguales características.

Asimismo, es fundamental escoger ingredientes en cantidades equilibradas, de manera de evitar un aliño cargado de calorías derivadas de azúcares o grasas sin nada de vitaminas, minerales u otros nutrientes saludables para nuestros platos. Es decir, además de escoger bien los ingredientes, debemos cuidar sus proporciones para lograr aliños equilibrados, nutritivos y saludables

Ingredientes saludables para nuestros aliños

Como hemos dicho, la selección de ingredientes resulta clave para obtener aliños sanos y nutritivos. Por ello, te mostramos algunos ingredientes saludables que podemos usar para su preparación:

  • Aceite de oliva virgen extra crudo: si lo empleamos sin someter a cocción sus propiedades se conservan y es una gran fuente de ácidos grasos insaturados así como de vitamina E con poder antioxidante.
  • Zumos de frutas: aportan acidez a los platos lo cual puede favorecer la absorción de muchos minerales, pero además, ofrecen vitamina C, potasio y antioxidantes.
  • Yogur natural: puede ser la base de cualquier tipo de salsa, ofrece proteínas de calidad que sacian y además es fuente de calcio.
  • Ajo y cebolla: son dos hortalizas que podemos emplear bien picadas para dar sabor a los platos. Ambas ofrecerán potasio, fibra y todas sus propiedades antibacterianas así como antiinflamatorias.
  • Hierbas y especias: estos ingredientes usados en pequeñas proporciones siempre son fuente de mucho sabor y aroma, pero además, agregan minerales, vitaminas y antioxidantes varios a los platos. Ya te contamos algunas de sus propiedades más importantes.
  • Vinagres: sea la variedad que sea, estos ingredientes ofrecen además de acidez, varios minerales como el potasio, magnesio o fósforo y casi no aportan calorías a nuestros platos.
  • Frutos secos y semillas: en pequeñas proporciones y muy bien picados, estos ingredientes suman grasas buenas, textura, vitamina E y selenio a las recetas. Además, pueden brindar un sabor y aroma particular a las preparaciones.
  • Miel: para aliños un poco diferentes y dulces, podemos usar miel, que a diferencia del azúcar ofrece aroma y color y micronutrientes interesantes además de todos sus azúcares simples.

Como podemos ver, los ingredientes saludables que pueden componer un aliño nutritivo son muchos, sólo es importante saber combinar muy bien cada uno de ellos y no abusar de los más energéticos para lograr un aderezo equilibrado y sano.

Trucos para lograr aliños más saludables

Ya sabemos que elegir bien los ingredientes resulta de gran relevancia, ahora bien, podemos lograr aliños más saludables si tenemos en cuenta los siguientes trucos:

  • Usar zumos naturales y exprimirlos justo antes de usar, de manera de no perder vitamina C ni antioxidantes a causa de la exposición a la luz.
  • Usar ajo y cebolla crudos, aunque bien picados para los aliños, pues su cocción antes de consumirlos puede favorecer la pérdida de algunos nutrientes importantes y también, atenúa notablemente su sabor.
  • Picar hierbas frescas y vegetales o frutas justo antes de usar y consumir, pues si picamos perejil o albahaca mucho tiempo antes de armar y usar el aliño, éstas se oxidarán y perderán propiedades nutricionales.
  • Usar aceite crudo, sin someter a cocción, pues de esta forma conserva todas sus propiedades nutricionales y beneficios para la salud.
  • Usar lácteos desnatados, ya que éstos conservan todas las proteínas, vitaminas y minerales de los lácteos enteros, pero aportan menos calorías y grasas a las preparaciones.

Con estos trucos en mente y habiendo escogido bien los ingredientes para su preparación, podemos lograr aliños nutritivos y saludables con facilidad.

Algunos aliños muy sabrosos y nutritivos, recomendables para aderezar platos sanos son:

Y tu, ¿cuál es el aliño que prefieres para sumar bueno nutrientes y sabor a los platos?