El Stress y la Comida

14 August 2013

¿Sales corriendo a la nevera en busca de comida cuando estas estresado? Para muchas personas existe una relación directa entre el estrés y los alimentos que consumen. Muchas personas buscan lo primero que consiguen de comida en situaciones estresantes ya que es un método reconfortante, pero lo que muchos no se dan cuenta es que lo que están comiendo también puede agregar aun más estrés.

¿Sales corriendo a la nevera en busca de comida cuando estas estresado? Para muchas personas existe una relación directa entre el estrés y los alimentos que consumen. Muchas personas buscan lo primero que consiguen de comida en situaciones estresantes ya que es un método reconfortante, pero lo que muchos no se dan cuenta es que lo que están comiendo también puede agregar aun más estrés.

El estrés tiene un papel más importante en lo que comemos de lo que muchos creen y comer en exceso o en grandes cantidades puede ser atribuido al estrés. Una sustancia común que ingerimos que puede estar relacionado con nuestros niveles de estrés es la cafeína. La cafeína no sólo se encuentra en el café, sino que también en el té, gaseosas y chocolate. La cafeína puede aumentar el estrés mediante la elevación de los latidos de su corazón, así como tu presión arterial. Cortar la cafeína puede ayudar a reducir el estrés, pero se aconseja reducir gradualmente para evitar sufrir los efectos de la abstinencia.

Algunas personas recurren al alcohol cuando se estresan, pero en realidad el alcohol puede aumentar igualmente el estrés. El alcohol puede hacer que tu cuerpo produzca adrenalina, que puede afectar el sueño. El consumo de alcohol puede hacer que te tenses y puede interferir con tu sistema inmunológico.

Un alimento común de confort que muchas personas estresadas recurren es el azúcar. ¿Quién no ha arrancado un paquete de golosinas después de un día de trabajo estresante? Aunque pueda parecerte reconfortante, puede que realmente te sientas más estresado. Esto es porque el azúcar puede afectar a las glándulas suprarrenales que puede conducir a depresión e irritabilidad. Los alimentos grasos van de la mano con el azúcar y la grasa puede sobrecargar el sistema cardiovascular que conduce a más estrés en tu sistema.

Si deseas controlar el estrés, debes echar un buen vistazo a lo que está comiendo. Trata de comer una dieta rica en frutas, proteínas, verduras y alimentos integrales. Estos alimentos de forma natural te ayudarán a combatir el estrés y están llenos de nutrientes que ayudarán a tu salud en general. Además, comer sano no acumula kilos de más, lo que le permite evitar el estrés por la ganancia de peso. Con el fin de obtener la máxima cantidad de nutrientes, trata de comer la mayoría de las frutas y verduras crudas, ya que algunas importantes vitaminas y enzimas pueden perderse durante la cocción. ¿Cómo puede saber si su dieta añade estrés? Preste atención a cualquier signo de alarma. ¿Siente dolores de cabeza después de comer? ¿Tiene dolor de cuello o espalda? ¿Se pone nervioso después de la cena? ¿Se siente ansioso sin razón? Si su respuesta es “sí” a cualquiera de ellos, es posible que sea tensión inducida por alimentos. Asegúrese también de que usted obtenga por lo menos siete horas de sueño cada noche con el fin de asegurarse de que está bien descansado. Estar cansado puede contribuir significativamente a su nivel de estrés.

No cabe duda que existe una conexión entre el estrés y tu dieta. Consumir cafeína, gaseosas y alimentos azucarados te haran sentirte nervioso y reducira tu capacidad para concentrarse y relajarse. Por otro lado, las comidas cargadas de vitaminas y minerales le darán claridad a tu mente y dara a tu cuerpo la capacidad para manejar mejor cualquier situación estresante que venga.

http://www.estilodevidasano.com/el-stress-y-la-comida/